miércoles, 15 de octubre de 2008

Servicio de calidad

Soy camarero en uno de esos garitos supercaros y superpijos, que te clavan treinta euros por una ensalada y otros treinta por un cubata.
Nunca me lavo las manos despues de mear, lo reconozco. Mucho menos, despues de cagar.
Cuando reparto las comidas en las mesas, no pasa un plato, por mis manos, sin que escupa en él. ¿En todos los platos? Sí, en todos. Yo soy un profesional y me gusta hacer bien mi trabajo. Posiblemente, si te gustan las cosas caras, alguna de mis flemas, haya atravesado tu aparato digestivo, o el de tu pareja, o el de tus amigos,...
Si entra alguna tia "buena" al restaurante, y me pongo caliente, me voy al cagadero a masturbarme. A la siguiente copa invita la casa. Ni que decir tiene, que las manos que la sirven, no han sido lavadas tras la masturbación.
Antes de cerrar, hay que rellenar las cámaras frigoríficas de las bebidas. Aprovecho a pegar, mis mocos, en las botellas. En mi establecimiento, sirvo la mitad de la bebida en un vaso, la otra mitad queda en la botella, para que el cliente, se sirva él mismo. Hay premio para todos, en mi garito siempre toca.
Mi local es el mas caro de la ciudad. Aquí sólo viene gente guapa, con pelas, buscando lo mejor, la mejor calidad y una atención personalizada. Y yo se lo doy. Vaya si se lo doy. Soy un profesional.

3 comentarios:

mundomarujo dijo...

xDDDDDDDDDD

te he pispao x otro blog... y como wena maruja pos me pasao a chafardear xD

tú mundo basto y yo mundo marujo.. curioso xD

un saludo ;P y xikillo, q serdo ere jajajajajajaja.

Xitlally Rivero dijo...

Paso a saludar. Espero regresar con frecuencia. Me recuerdas a mi esposo jajaja.

Tomás dijo...

me quedo mas tranquilo sabiendo que aun quedan profesionales como tu :)