lunes, 7 de junio de 2010

Regusto a carroña

Buenas tardes, me llamo Pichadeperro Smith y soy un humilde servidor de su graciosa majestad imperial.
Estaba el otro día follandome a una perra que habia atropellado (y matado) un camión en la carretera, ademas tenia las tripas fuera y ya olia... cuando apareció la benemérita española.
El cabo benemérito se bajo del coche y me dijo:
-¡Pero qué está haciendo usted por dios! ¿No ve que somos muchos los zoofílicos-necrofilos y que está acaparando a la única perra muerta que hay a cien kilómetros a la redonda?
-Pues sí -respondí-, soy un desconsiderado. Usted perdone. Unanse a la fiesta por favor.
Y así, de esa manera, yo la seguí follando el chocho, mientras el cabo la daba por orto y el otro guardia civil se la metia en la boca (en la boca de la perra muerta).
No hay nada como compartir con unos buenos amigos.

Moraleja: no creo que nadie esté tan desquiciado como para sacar una moraleja de esta rayada. Que os den.

No hay comentarios: